Estamos de Lu a Vi de 8 a 18 y Sab de 8 a 12

¿A quien no le pasó que compró una blusa, un vestido o una camisa y con unos pocos usos terminó amarillo y nunca más pudo retirar esas manchas?. Si esta historia te suena de algo, hoy te vamos a contar algunas de las razones por las cuales tu ropa blanca se vuelve amarilla y también te vamos a ayudar con algunos consejos muy útiles para que puedas solucionar y evitar que se vuelvan en esos amarillos indeseados que dan a nuestras prendas un color con aspecto a sucio o muy usado.

INDICE DE CONTENIDO

  1. ¿Por que la ropa se pone amarilla?
  2. Como blanquear la ropa amarilla
  3. Trucos para evitar que la ropa se ponga amarilla

¿Por que la ropa se pone amarilla?

Las razones por las cuales la ropa se puede poner amarillas son varias, desde el uso de desodorantes, el sudor, el polvo, o por estar guardado en un lugar donde le llega la humedad etc.

No solo esos factores producen que la ropa blanca tome un color amarillento, en muchas ocasiones también es porque tenemos una practica muy arraigada en nuestro país y en otros países, que es el de colocar lavandina o ''ayudin'' en las prendas, cosa que lejos de resultar beneficioso, acaba siendo perjudicial para tus prendas, ya que lo que hace este producto es desgatar las fibras de las prendas dejando el tejido mucho mas porosas con la capacidad de absorber mucho más el polvo, los químicos de perfumes, desodorantes, sudor etc haciendo que las prendas que en un principio lograron blanquearse, al final terminen tornándose mucho mas amarillas que antes e incluso más rápido.

Otra razón por la cual una prenda tiende a ponerse amarilla, es porque tras cada uso no se lava. Es muy importante que después de cada uso, se meta al lavarropas para que el polvo, el humo y cualquier tipo de partículas que hayan quedado impregnadas en la ropa sean removidas lo antes posible, antes de que se queden adheridas con mayor fuerza y después sea necesario métodos más agresivos para remover.

Como blanquear la ropa amarilla

Actualmente ya existen productos destinados específicamente a blanquear la ropa, algunos mejores y otros peores, la elección del producto va a depender de tus preferencias y necesidades. Pero en caso de no querer o no poder invertir en dichos productos blanqueadores, también existen algunos métodos caseros que pueden ayudarte a blanquear la ropa que se encuentra amarillenta.

Agua oxigenada: Solo hay que mezclar un poquito de agua oxigenada con agua fría y dejar la ropa en remojo durante un par de horas. A continuación, enjuagar y lavar la prenda como siempre.

Limón: Si, aunque no lo creas, el limón también es conocido por sus propiedades blanqueantes, lo que tenés que hacer es hervir un litro de agua con el jugo de dos limones y meter la prenda en remojo durante una hora. Después lavar la prenda como haces habitualmente y dejar secar al sol.

Bicarbonato: Si aparte de potenciar el blanco de tus prendas quieres eliminar los malos olores (humedad, tabaco, sudor…), podes dejar en remojo durante toda la noche. Calculá una taza de bicarbonato por cada cuatro litros de agua y esperá hasta la mañana siguiente. Los malos olores desaparecerán de tus tejidos en el próximo lavado automático.

Además el bicarbonato no es dañino para el lavarropas así que también podes poner dentro del compartimento de detergentes, ya que es abrasivo de manera muy suave y puede servir incluso para limpiar el lavarropas y extender su vida útil.

Otro truco menos conocido pero que puede funcionar tanto en ropas blancas como también en prendas claras, es el uso de detergente para lavar platos. Es ideal para manchas de maquillaje o salsas con aceite. Basta con poner un chorrito de detergente en la zona donde hay algún producto con aceite o una mancha complicada, dejar actuar unos minutos y después meter a lavar como siempre.

Trucos para evitar que la ropa se ponga amarilla

Si bien, ya sabemos como quitar el indeseado color amarillo en las prendas, también es importante prevenir, ya que es la mejor manera de que tus ropas se mantengan siempre blancos e impolutos.

1- Si vas a usar cremas o lociones, es mejor a que esperes a que todo este perfectamente absorbido antes de vestirte. Ni hablar de ponerse perfume sobre la ropa blanca. 

2- No uses lavandina, como dijimos más arriba, éste aunque recién lavado pueda lograr el deseado efecto de blanqueo, deja la fibra desprotegida haciendo que se ponga amarillo más rápido.

3- Podes guardar tus prendas blancas en una caja de cartón para evitar el polvo y la humedad.

4- Siempre tenés que lavar la ropa blanca después de cada uso.

Ahora que ya sos todo un experto en el cuidado de las prendas blancas y que ya sabes que hacer para evitar y remover esas indeseadas manchas en la ropa blanca, ya podes comprar todas esos outfits blancos que siempre quisiste sin preocuparte de que al poco tiempo terminen en el olvido por no poder usar más.

Podrian interesarte:

Lavarropas

Lavasecarropas

Comentarios (0)

Sin comentarios por el momento

Nuevo comentario