QLED (Quantum Dot Light Emitting Diode) es una tecnología que presenta Samsung en el CES 2017 que llega como una evolución de la tecnología LED. No es una tecnología emisiva (como OLED, plasma o microLED) ya que estos puntos cuánticos representan un color u otro en función de la luz que reciben de forma externa.

También es una tecnología inorgánica, lo que significa que no se deteriora o al menos no significativamente en función del paso del tiempo, a diferencia de la tecnología OLED (Organic Light Emitting Diode, su principal competidor) que al tener componentes orgánicos si degradan con el tiempo y se ven mayormente afectados cuando el uso es prolongado y hay imágenes fijas durante mucho tiempo, como ser el logo de un canal en una esquina de la pantalla o similar.

La celdas de los paneles OLED se iluminan a sí mismas, por lo que pueden tener diseños más angostos o finos, pero QLED si necesita de una fuente de iluminación externa. Y si bien poseen diseños minimalistas y ultra finos, esta necesidad de retro iluminación hace que no alcance los diseños más delgados de las pantallas OLED.

Por esta misma razón OLED permite que cada pixel pueda apagarse por completo y así alcanzar el negro puro. A diferencia de esto, QLED posee un panel backlight que genera la luz que van recibir los Quantum dots para poder representar el color necesario y se genera el efecto de “purga de luz” cuando la luz de fondo se filtra donde debería estar una parte negra de la pantalla.

QLED posee un brillo más alto gracias a sus nano-cristales, reproduce el 100% del volumen del color y posee menos saturación, lo que hace podamos ver con claridad ya sea en una habitación poco iluminada, tanto como en una con mucha iluminación como por ejemplo en un comedor con la luz del sol entrando por las ventanas. El brillo que alcanzan las pantallas QLED llega a 1500 o más nits (OLED llega a 800 nits) lo cual en consecuencia realiza una mejor interpretación en el contenido HDR cada vez más de moda y utilizado por HBO, Netflix, Amazon Prime, entre otros. Tengamos en cuenta que con las pantallas LED llegábamos a los 16 millones de colores, pero QLED hace el salto a 1 billon de colores. Y además, la tercera generación de Quantum Dots tiene una nueva aleación metálica, en la cubierta y en el núcleo, lo que aumenta la precisión del color y el contraste.

Aclaremos que cada nit equivale a una candela por metro cuadrado, y a mayor cantidad de nits, mayor será la capacidad de emitir luz de la pantalla. Esto ayuda a lograr colores más reales, y por lo tanto imágenes de mucha mayor calidad. Si bien no logra el negro puro, si es más puro que las tecnologías anteriores y más intenso. Y mejora muchísimo los ángulos de visión de la pantalla ya que además posee un sistema de retroalimentación flexible.


También te dejamos estos features de las QLED TV de Samsung

Q Style

Nuestra filosofía de diseño consiste en alejar cualquier distracción posible para que te centres únicamente en lo que estás viendo. Despídete de los molestos cables o de la pantalla apagada, y disfruta de la auténtica libertad: libertad de espacio, libertad para divertirte a lo grande.

Q Picture

Un millón de colores y más nivel de detalle, gracias a nuestra tecnología Quantum dot. Ahora todos vemos los mismo. Todo comienza aquí.

Q Smart

De forma rápida y sencilla. El nuevo Q Smart lo simplifica todo para que gastes tu tiempo en lo que realmente quieres. Despídete de los intentos, las frustraciones y las búsquedas. Únete a una experiencia televisiva inteligente.

Compartir este post

Comentarios (0)

Sin comentarios por el momento

Nuevo comentario